lunes, 3 de febrero de 2014

GALLETAS DE ALMENDRA "SAN VALENTÍN"




Os presentamos unas galletas de almendra y limón perfectas para sorprender a vuestras parejas el día de San Valentín. A continuación, explicamos, paso a paso, cómo las hemos hecho:

  1. MASA:
Ingredientes:
  • 260gr de harina de repostería. 
  • 80gr de almendra molida.
  • 8gr de levadura química.
  • 2 huevos (tamaño  L).
  • 75gr de manquilla sin sal.
  • 70gr de leche condensada.
  • Ralladura de 1 limón.
  • Una pizca de sal.

Preparación:
  • Precalentar el horno a 175ºC, calor arriba y abajo.
  • Mezclar, en un cuenco pequeño, los ingredientes secos: harina, almendra, levadura y la pizca de sal.
  • Enharinamos la mesa de trabajo, volcamos la mezcla y haciendo la forma de un volcán, añadimos la mantequilla previamente derretida, la leche condensada, los huevos y la ralladura de limón.
  • Mezclamos bien todos los ingredientes y amasamos hasta obtener una masa homogénea. Al principio, puede parecer una masa pegajosa pero según vais amasando se irán poco a poco integrando todos los ingredientes.
  • Tapamos la masa con film transparente o un trapo limpio y la metemos en la nevera durante una hora.
  • Una vez pasado ese tiempo, estiramos la masa hasta obtener un grosor de 0,5cm y con un cortador en forma de corazón vamos haciendo las galletas.
  • Horno precalentado a 175ºC, calor arriba y abajo, metemos las galletas unos 12-15 minutos aprox. o hasta que estén doradas.
  • Sacar las galletas y dejarlas enfriar encima de una rejilla.

  1. GLASEADO DE CHOCOLATE BLANCO:
Para estas galletas de San Valentín, hemos optado por una cobertura de chocolate blanco, teñido de rosa.

Ingredientes:
  • 180gr de chocolate blanco.
  • Colorante para chocolate rojo.

Preparación:
  • Ponemos, al baño maría, el chocolate blanco a fundir y cuando esté completamente fundido lo pasamos a un cuenco pequeño.
  • Para añadirle el color al chocolate, hay que utilizar colorantes especiales para chocolate (os dejamos una foto de los colorantes que hemos utilizado). En este caso, hemos utilizado el colorante rojo, añadiéndolo poco a poco hasta conseguir el color deseado.
  • Por último, y una vez frías las galletas, las decoramos con el chocolate coloreado.


Como veis, es una receta sencilla y os aseguro que están buenísimas!!
Hasta la semana que viene!!